¡Judaismo! - Behar

Library Kaddish

¡Judaismo!

Behar

17 de Iiar, 5757; 24 de mayo 1997

Contenido:
  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Haftará
  • ¡Canta, Mi Alma!
  • BARUJ HASHEM IOM IOM
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

    This publication is also available in the following formats: [Text] [Word] [PDF] Explanation of these symbols


  • Resumen de la Parashá

    Contenido

    La Torá ordena el cese de la agricultura en la Tierra de Israel cada siete años. Este "Shabat" de la tierra se denomina Shemitá. (El año 5754 fue un año de Shemitá en Israel). Después del séptimo año de Shemitá, en el año número cincuenta, se anuncia que es año de Jubileo (Yovel), con el sonido del shofar en Yom Kipur. Y este año también es un año en el que la tierra permanece inactiva. Hashem promete darles a los judíos una cosecha abundante antes de los años de Shemitá y Yovel, para proveerle sustento al pueblo judío. En el año de Yovel, toda la tierra retorna a la división original que poseía en tiempos de Yehoshua, y se liberan todos los sirvientes judíos contratados, aunque no hayan completado seis años de servicio. Al sirviente judío contratado no se le puede encargar ninguna labor degradante, innecesaria o extremadamente difícil, y no se lo puede vender en el mercado. El precio de su labor debe calcularse de acuerdo con la cantidad de tiempo que reste hasta que quede libre automáticamente. El precio de la tierra se calcula de un modo parecido. En caso de que alguien venda su tierra ancestral, tiene derecho a redimirla después de dos años. Si se vende una casa en una ciudad amurallada, el derecho de rendención se extiende únicamente al primer año luego de la venta. Las ciudades de los levitas les pertenecen en forma permanente. Se le prohíbe al pueblo judío aprovecharse los unos de los otros prestando o pidiendo prestado dinero a interés. Los miembros de la familia deben redimir a cualquier familiar que haya sido vendido como sirviente contratado, a causa de haber empobrecido.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    "En el monte Sinai..." (25:1)

    Una charla imaginaria: "Juan... ¿por qué no inventamos una religión? Le diremos a la gente que cada siete años tienen que dejar de trabajar los campos, dejar a un lado las herramientas, no plantar ni cosechar. Pero les prometeremos que, en forma milagrosa, obtendrán una súpercosecha el sexto año, que los va a mantener en pie ese año, y el año siguiente, y hasta el octavo año!".

    "Pero José... ¿te volviste loco? ¿Cómo vas a predecir el futuro? Toda tu religión se va a dar las narices contra el suelo cuando, al séptimo año, la gente se muera de hambre y no tenga ninguna "súpercosecha" de reserva!"
    La Parashá de esta semana se inicia con las palabras "Y Hashem habló con Moshé en el Monte Sinaí...". ¿Por qué la Torá se toma el trabajo de especificar que fue precisamente en el Monte Sinaí que Hashem le explicó a Moshé la mitzvá de Shemitá? ¿Acaso en el Sinaí Moshé no recibió todas las otras mitzvot?

    El motivo por el cual la Torá conecta el Monte Sinaí con la mitzvá de Shemitá es para que entendamos que, así como la Shemitá proporciona una prueba verificable de la veracidad de la Torá (pues sería imposible inventar una religión que tuviera un precepto semejante), del mismo modo, el resto de la Torá, que fue transmitido en el Sinaí, es igualmente auténtico, tanto en lo general como en lo particular.

    Basado en Rashi y Jatam Sofer


    "La tierra observará un Shabat para Hashem..." (25:2)

    Cuando el pueblo judío estuvo esclavizado en Egipto, Moshé fue a ver al Faraón y lo convenció de que debía aliviar el yugo de los israelitas. Le explicó que cuando los esclavos trabajan sin descanso, al final terminan muriéndose. Y así fue como, simulando que aconsejaba al Faraón cómo aumentar la producción, le sugirió que le concediera al pueblo judío un día libre a la semana. El Faraón aceptó su consejo, y le dio permiso a Moshé para que escogiera el día. Cuando, más adelante, Hashem dio el precepto de que el Shabat debería ser un día de descanso, Moshe sintió gran alegría de haber anticipado cuál sería el día en el que el pueblo descansaría.

    En otras palabras, en Egipto, el pueblo judío ya contaba con el Shabat, pero únicamente como un respiro del trabajo agotador, y no como un precepto. Pero cuando Hashem les mandó el precepto del Shabat: "Observarán mis Shabatot", Israel descansa en Shabat, no porque necesite de un descanso, sino, única y exclusivamente, porque ésa es la voluntad de Hashem.

    En la parashá de esta semana hallamos un concepto parecido: "...La tierra observará un Shabat para Hashem". En el séptimo año, cuando dejamos que los campos de Eretz Israel permanezcan inactivos, no es para darles un descanso, para mejorar su rendimiento o para que los procesos ecológicos los renueven. Los dejamos inactivos únicamente porque eso fue lo que nos ordenó Hashem.

    Kedushat Levi




    Haftará

    Yirmiyahu 32:6-27

    Contenido

    La historia del Pueblo de Israel no ha sido culminada por conquistas y exilio. Estas son meras disgresiones, temas superfluos en su mision. Sin embargo aunque estemos lejos del primer plano de la historia, Hashem ha prometido a su Pueblo supervivencia y exito ultimadamente.

    Este tema se ilustra en la haftara de esta semana: La parasha habla de la venta y redencion de tierra. Similarmente, en la haftara, Hashem ordena al profeta Yirmiyahu, aun mientras el esta en prision, a redimir una propiedad familiar.

    Yirmiyahu sabia que la totalidad de Eretz Israel iba a caer en las garras de los babilonios. ?Que posible necesidad existia para redimir una propiedad que iba a ser capturada?

    Hashem le dijo a Yirmiyahu que no importa que tan grande sea la tragedia, que tan largo sea el exilio, eventualmente Hashem redimira a su Pueblo. La redencion de esta propiedad no era meramente simbolica, ya que eventualmente el Pueblo Judio retornara a su tierra y residiran en ella en paz.

    Aun si estamos por confrontar un desastre, nosotros debemos conducirnos con la seguridad de que Hashem es el que maneja el mundo y hacer nuestras preparaciones acordemente.


    Canta, Mi Alma!

    Comentarios sobre las Canciones que cantamos en la mesa de Shabat a través de las generaciones.

    Baruj Hashem Iom Iom
    "Bendito es D­os por cada día y día..."

    "Que el Misericordioso bendiga a Israel con paz, y que sean dignos de ver a sus hijos y a sus nietos estudiando Torá, cumpliendo mitzvot, trae la paz a Israel".

    Según explican los Sabios, si tres generaciones consecutivas en una familia se dedican al estudio de la Torá, existe la garantía de que las generaciones sucesivas de esa familia también se dediquen al estudio de la Torá. Sin embargo, dicha garantía se aplica únicamente cuando estas tres generaciones de estudiosos se ven entre sí y, de ese modo, absorben la influencia del ejemplo, conformando una cadena inquebrantable de tradición familiar. Por eso, en esta canción, rezamos por que tengamos el mérito de ver a las dos generaciones siguientes de la familia ocupándose de la Torá, pues esto traerá paz a Israel, al desarrollar familias con una tradición de Torá ininterrumpida.


    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de Producción: Lev Seltzer
    Diseño de HTML: Michael Treblow
    Assistante de HTML: Simon Shamoun
    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail. Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu
    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


    © 1997 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.
    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    ohr@ohr.edu
    Copyright© 1997 Or Sameaj Internacional. Envía comentarios a: ohr@ohr.edu - todos los derechos reservados. Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.
    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.