Judaismo! -Beshalaj

Library Library Kaddish

BeSiata Dishmaya

¡Judaismo!

Ki Tetzé

9 de Elul 5760; 9 de Septiembre 2000


Contenido:

·  Resumen de la Parashá

·  Comentario a la Parashá

·  Preguntas al Rabino

·  Haftará

·  El Amor por la Tierra

·  Información sobre la suscripción

·  Or Sameaj en el Web

Esta publicación también esta disponible en los siguientes formatos: [Text][Word]Explicación de estos símbolos


Resumen de la Parashá

Contenido

La Torá describe la manera permisible  que una mujer capturada en la batalla puede casarse. Se protege el derecho de herencia del hijo primogénito.  Se enseña la pena para el hijo que tomó el mal camino.  No se debe dejar  en la horca el cuerpo de un hombre que fue colgado, toda la noche.  Alguien que encuentra propiedad ajena perdida tiene la responsabilidad de devolverla.  Está prohibido para hombres y mujeres usar ropa del sexo opuesto.  Uno no debe tomar una pájara y sus huevos; para tomar sus huevos se debe echar a la madre primero.  Una cerca debe ser construída alrededor del techo de una casa.  Está prohibido plantar un campo con una mezcla de semillas,  arar con un buey y un burro al mismo tiempo, o hacer una ropa con lino y lana juntos.  Una ropa que tiene cuatro esquinas debe llevar tzitzit en las esquinas.  Se enseña la prohibición de ciertas relaciones inmorales. Se enseña la suerte de un esclavo que se escapa. Está prohibido la usurería. Se le advierte a los Hijos de Israel en contra de hacer juramentos. Un trabajador puede comer de la fruta que está cosechando pero no puede llevarla a casa.  Son legisladas las leyes de divorcio y segundas nupcias.  Un hombre recién casado está excento del servicio militar para poder estar con su mujer durante el primer año de casados. Se enseña la pena por secuestro. Está prohibido remover las señas de la tzara’at. Se debe pagar a los trabajadores inmediatamente.  Convertidos y huérfanos tienen derechos especiales de protección.  Los pobres tienen una parte de la cosecha.  Una corte puede imponer el castigo de latigazos. Un buey no debe ser maltratado mientras  trilla; se le debe permitir comer mientras trabaja.  Es una mitzvá para un hombre casarse con la viuda de su hermano si no hay hijos de ese matrimonio.  Se debe ser honesto respecto de las medidas de peso.  Cualquier rastro de Amalek debe ser erradicado, por que ellos tendieron una emboscada al Pueblo Judío después del Exodo.

 




 

Comentario a la Parashá

Contenido

“Y será que si no la quisieses...” (21:14)

“Nada de televisión para los niños pequeños”, rezaba el titular del New York Times, no hace mucho tiempo. “Los niños menores de dos años no deben ver televisión; los niños  mayores no deben tener aparatos de televisión en sus dormitorios y los pediatras deben hacer que los padres llenen su historia de los medios junto con su  historia médica”.

A estas recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría iba adjunta la advertencia de que “la televisión puede afectar la salud mental, social y física de los menores”.

Distintos estudios llevados a cabo por la Asociación Médica Norteamericana, la Academia de Psiquiatría del Niño y el Adolescente y el Instituto Nacional de Salud Mental llegaron a la conclusión de que existe una conexión entre la violencia de los programas de televisión y la conducta violenta de los menores.

Pero, de todas maneras, las cosas siguen igual que antes. El hombre occidental se sienta pegado a su TV. “A mí no me va a pasar”, piensa. “Yo vivo una vida sofisticada. Yo percibo todo su estridente materialismo. Sé que mi vida no va a mejorar si cambio de marca de dentífrico”.

No se engañe. Así como hay kashrut para la boca, hay kashrut para los ojos. Lo que Ud. ve le entra... y se queda adentro.

En los años 60, se descubrió una nueva forma de publicidad y casi de inmediato fue declarada ilegal. Las firmas de publicidad de Madison Avenue se dieron cuenta de que una imagen de su producto en un solo marco de filmación, apareciendo a 24 marcos por segundo, dejaba un mensaje subliminal impreso en la mente del espectador. Un mensaje del cual no estaba consciente en absoluto. A causa de su extrema sutileza, el mensaje lograba vencer las defensas del consumidor, implantándose en su subconsciente.

Uno es lo que come. Uno es lo que ve.

Que no sintamos de inmediato los efectos de ver televisión no significa que el mensaje no se arraigue en nuestro inconsciente.

En la parashá de esta semana, la Torá legisla que si un soldado desea una mujer que fue capturada en la batalla, debe llevar a cabo todo un proceso antes de poder casarse con ella. “La llevarás a tu casa; ella se rapará la cabeza y se dejará crecer las uñas... habitará en tu casa y llorará por su padre y su madre un mes entero...”. La Torá continúa “Y será que si no la quisieses...”.Pero hubiera sido más gramáticamente correcto decir “Y será que si no la quisieres”, en el futuro. ¿Por qué la Torá elige el tiempo pasado?

La respuesta puede hallarse en el modo en que la Torá describe el primer encuentro  entre el soldado y su cautiva: “... y verás entre sus cautivos una mujer que es bella de forma y la desearás”. La Torá emplea aquí un verbo diferente: “y la desearás”. No dice “y la querrás”.

En la vida, hay cosas que se “quieren” y cosas que se “desean”. Lo que se quiere se basa en la lógica y el buen juicio. Lo que se desea es simplemente eso... un deseo pasajero que acaba marchitándose como una flor. Cuando la Torá dice “si no la quisieses”, no está mencionando una alternativa, sino afirmando un hecho. En ningún momento la “quisiste” verdaderamente, simplemente la “deseaste”... de allí el tiempo pasado. Aunque la “deseaste”, en realidad en ningún momento la “quisiste”. Tus emociones dominaron a tu razonamiento.

 

La próxima vez que apagues el televisor, no dejes de advertir esa sensación de cansancio y letargo que invaden tu cuerpo y tu alma. A duras penas te levantas del sillón y te restriegas los ojos para poder ver en la luz.

Acabas de pasar dos horas en el mundo del deseo. Nada es real.

Hazte un favor.

Lleva el/los TV/s al patio. Consigue una magnum .357 y, desde la seguridad de tu casa, dispara una bala certera justo en el medio de la pantalla.

Te vas a sentir mucho mejor.

 

 

Ohel Moed en Maianá shel Torá

Sección:

??? Preguntas al Rabino ???

 

Jack Nadelman escribe:

Estimado Rabino:

El servicio religioso ortodoxo más cercano a mí se encuentra a dos millas y cuarto, y yo vivo al sur de Florida donde hay solo dos temporadas al año: verano y turistas. Pues bien, en el verano entre el calor y la humedad me siento como en una sauna cuando camino a la sinagoga. De todos modos se me ocurre... ¿por qué no ir en ‘rollerblades’? ¿Puedo ir en ‘rollerblades’ hasta el servicio religioso en Shabat?

 

Estimado Jack:

Para empezar hay una prohibición de cargar cualquier cosa de un dominio público a un dominio privado en Shabat. Cuando llegas a la sinagoga, asumo que te quitas los ‘rollerlades’. El quitártelos afuera y cargarlos hasta adentro está prohibido, siendo que no hay ‘eruv’ en donde vives. Para evitar esta prohibición necesitarás de cargar con los ‘rollerblades’ hasta que te encuentres adentro del edificio, para entonces quitarte esos patines. Al dejar la sinagoga, deberás ponerte los patines adentro y sólo entonces podrás salir.

 

Pero hay otra consideración. Nuestros sabios prohibieron salir vistiendo ciertas prendas que probablemente te quites. Por ejemplo, puede ser que ciertos tipos de joyería te la quites para enseñarla a tus amigos, o zapatos que son muy grandes para tus pies. Esta prohibición esta diseñada para evitar que te quites el artículo accidentalmente y lo cargues en el reshut harrabim (dominio público).

 

Ahora, ¿acaso esta prohibición incluye patines ‘rollerblades’? Después de todo se acostumbra a quitar los ‘rollerblades’ en la puerta y luego se llevan adentro, siendo que es probable que adentro hayan escaleras que bajar o alfombra.

Le expuse tu inquietud al Rab Jaim Pinjas Scheinberg, shlita. El Rab Scheinberg dijo que esta prohibición no se extiende fuera de los artículos mencionados en el Talmud. Por lo tanto no se aplica a ‘rollerblades’.

Sin embargo hay que tomar otra cosa en consideración: “Kavod Shabat”, honrar al Shabat. Honramos al Shabat luciendo nuestras mejores ropas, comiendo deliciosos platos, cantando lindas canciones de Shabat y rezos. También la forma en que caminamos y hasta lo que decimos en Shabat está influenciado por la Santidad del día: no hablamos de negocios o temas de asuntos de la semana. Todo esto es parte del “Kavod Shabat”. Rab Scheinberg dijo que el patinar es inequívocamente “zilzul” del Shabat, o sea, fuera de contexto en lo que respecta al honor del Shabat.

En otras palabras, tus sueños de convertirte en un tzadik-rápido simplemente no van.

Fuentes:

Shulján Aruj Oraj Jaim 301:1,7; O.C. 303


Sabías algo sobre…

“El Incomparable Cholent”

 

El plato principal de la segunda ‘seudá’ de Shabat, que se realiza el Shabat al mediodía, es por tradición el famoso Cholent, llamado así por las comunidades ashkenazíes. Su nombre sin embargo no tiene un origen definido, y solo podemos sugerir que puede provenir del francés: “Chaud-lent”, que quiere decir “caliente-lento”, y que a su vez describe la forma de cocción de dicho plato.

R. Naftali Falk, de Inglaterra, sugiere que otra opción del origen de su nombre es del hebreo “she-lan” queriendo decir “que pasó la noche”, refiriéndose al hecho que el Cholent ‘pasa la noche’ entera al fuego.

 

El Acertijo de la Semana

Pregunta: “¡Soy demasiado joven para ser  parve!” ¿Quién soy?

 

Respuesta: “Soy un huevo subdesarrollado”. Según ley rabínica al pollo se lo considera “carne” y no se puede cocinar o comer con leche. Un huevo subdesarrollado dentro de la gallina se considera parte de la gallina. Más tarde, cuando el huevo se desarrolla, se considera una entidad separada, aun cuando se encuentre dentro de la gallina –y es parve, queriendo decir que se puede cocinar ya sea con carne o con leche.

Fuente:

Shulján Aruj, Yoré Deá 87:5.


???¿ALGUNA PREGUNTA?
Si tiene alguna inquietud sobre leyes o costumbres de su judaísmo, o quiere aclarar aulguna duda, puede enviarnos su pregunta a
spanish@ohr.edu y procuraremos contestarle lo más pronto posible. Nos reservamos el derecho de publicar las preguntas y respuestas. No todas las respuestas dadas serán publicadas en "Judaísmo", pero todas serán respondidas, B´H.


 

Haftará

Yeshayahu 54:1-10

Contenido

La plegaria huérfana

“Canta, oh yerma, que no ha dado a luz... pues los hijos de la desolada superan a los hijos de la deshabitada” (54:1)

 

Una broma vieja: “Rabino. Le recé a D-os una y otra vez para que me diera algo que yo quería muchísimo, pero mis plegarias no obtuvieron respuesta”.

“Sí que obtuvieron respuesta”, respondió el rabino. “La respuesta fue ¡NO!”

Incluso cuando nos parece que la respuesta a nuestras plegarias es un rotundo No, en realidad, ninguna plegaria queda sin responder. Cada plegaria ejerce un gran impacto en los reinos espirituales. Cuando parece que una plegaria quedó en el camino, nos parece que no tiene ningún valor, pero no es así, puesto que ciertamente ha causado un impacto poderoso en la tela misma de la realidad. En las altas esferas, mucho  más allá de adonde llega nuestro entendimiento, ese pequeño rezo está moviendo mundos enteros.

Ese es el significado del versículo “Canta, oh yerma, que no ha dado a luz... pues los hijos de la desolada superan a los hijos de la deshabitada”. Los hijos de la desolada, esas plegarias “huérfanas”, están modificando el universo mucho más allá del limitado alcance de nuestros ojos físicos.

 

Deguel Majané Efraim


 

Love of the Land

Selecciones de fuentes clásicas en las que se expresa
la singular relación que existe entre el Pueblo Judío y Eretz Israel.

LA Herencia de dan

 

La Tribu de Dan recibió como herencia una porción en el centro de la Tierra Prometida, y esta porción se conoce hoy en día como Gush Dan. En el Tanaj se relata cómo la Tribu de Dan, al recibir su porción, se encontraron con que estaban muy “apretados” y decidieron ampliar su dominio conquistando la cercana ciudad de Léshem, camino de Shomrón.

“Y subieron los hijos de Dan, guerrearon hasta Léshem y la conquistaron… …y llamaron a Léshem Dan” (Yehoshúa 19:47). Al conquistar Léshem, la arrasaron por completo y construyeron en su lugar una hermosa ciudad que nombraron Dan, en honor a su patriarca.

En la época de los profetas la ciudad de Dan se transformó en centro de“avodá zará”, idolatría. Allí Micá y Yerobam ben Nevat instalaron sus idolatrías, como figura en Reyes I 12. En Bereshit (14:14) se relata que Abraham Avinu persiguió a los cuatro reyes hasta llegar a la región que heredaría Dan, y el Medrash Rabá comenta sobre ello que “por cuanto que llegó el Tzadik a Dan, su fuerza se disminuyó, siendo que vio que en el futuro sus hijos realizarían avodá zará’ en este lugar”.

Aún hoy se encuentran en pié las tarimas y los altares en los que se llevaban a cabo los sacrificios a las idolatrías de aquel capítulo oscuro de la historia del Pueblo Judío. En el lugar se han encontrado huesos de animales, implementos de vertición y recientemente hasta “ketubot”, contratos de matrimonios judíos, que datan de la época de los reyes del Tanaj.

Ertez Avotenu


Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
Diseño de HTML: Moises Cohen


Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail.
Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu


Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


© 1998 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.


Instituciones Or Sameaj
Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
Jerusalem 91180, Israel
Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
E-Mail (español): spanish@ohr.edu
E-Mail (inglés): info@ohr.edu


Copyright© 1998 Or Sameaj Internacional, Todos los derechos reservados.  Envíenos sus comentarios!
Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.

Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.