¡Judaismo! - Bereshit

Library Library Kaddish
bs"d

¡Judaismo!

Bereshit

27 de Tishre 5759; 17 de octubre 1998


Contenido:

  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Haftará
  • El Amor por La Tierra
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

    Esta publicación también esta disponible en los siguientes formatos: [Text] [Word] [PDF] Explicación de estos símbolos


  • Resumen de la Parashá

    Contenido

    En el principio, D-os creó el universo en su totalidad, incluyendo el concepto de tiempo, de la nada. La Creación se completó en sies dias. En el séptimo dia D-os descansó, ese descanso nos trajo el Shabbat que experimentamos cada semana, con su universo espiritual.Adán y Eva, la pareja humana, aparecen en el Edén o Paraiso. La serpiente tienta a Eva y ella come de la fruta prohibida dándosela a su vez a comer a Adán.

    Al absorber el pecado en su ser se vuelven incapaces de permanecer en el Paraiso espiritual del Edén y son desterrados. Mortalidad, Trabajo duro (físico y espiritual) aparecen en la tierra, asi como el parto angustioso y la lucha interna para correjir la equivocación que cometieron Adán y Eva. Esta lucha será el tema central de la Historia Universal.

    Cain y Abel los hijos primogénitos de Adán y Eva ofrecen sacrificios a D-os. Abel ofrece lo méjor de su ganado y D-os acepta la oferta. Cain, por el contrario ofrece lo más inferior de sus cosechas y D-os lo rechaza, los hermanos luchan y Cain mata a Abel. Por ese pecado D-os le condena a errar por la tierra.

    La Torah, seguidamente, traza la geneologia de los otros hijos de Adán y Eva asi como de los descendiantes de Cain hasta el nacimiento de Noé. Después de la muerte de Seth la humanidad peca y desciende a un nivel tal de bajeza que Hashem decide acabar con el mundo y manda el Diluvio. Noé y su familia son los unicos que se salvan.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    "En el comienzo de la creación de D-os del cielo y de la tierra" (1:1)

    La Torá no es un libro de historia. Es el manual de instrucciones del mundo, que fue escrito por el Hacedor del mundo.

    Entonces, ¿por qué la Torá no comienza con la primera de las instrucciones del Hacedor? (La santificación de la Luna Nueva, en el Libro de Shemot). No: la Torá se pasa todo el Libro de Bereshit identificando al Creador, y la conexión que tiene con El el pueblo judío.

    Rashi, en su comentario de estas palabras iniciales de la Torá, se hace la misma pregunta. Y responde que si las naciones del mundo llegaran a afirmar: "¡Ladrones! ¡Ustedes les robaron la tierra a las siete naciones de Canaán!", entonces el pueblo judío podrá sostener en alto el Libro de Bereshit y responder: "Todo el mundo Le pertenece a Hashem. El lo creó y El se lo dio a quien mejor Le parecía. El fue El Que decidió darles Eretz Israel a esos pueblos y El fue El Que decidió quitársela a ellos para dárnosla a nosotros". Por supuesto que todo de maravillas si aceptan que la Torá es la palabra de D-os. Pero las naciones del mundo no dan la impresión de estar precisamente desesperadas por aceptar la Torá...

    La respuesta es que no podemos esperar que las naciones del mundo acepten que la Torá es auténtica, porque no estuvieron presentes en el Sinaí, ni tampoco cuentan con el beneficio de una cadenan ininterrumpida de transmisión de la Torá.

    Pero nosotros sí debemos saber que nuestro derecho a Eretz Israel proviene del Dueño del Mundo, y que nuestro "título de propiedad" es Su Torá.

    Oído de boca de Rabí Najman Bulman


    "Hagamos al hombre a Nuestra imagen y a Nuestra semejanza" (1:26)

    ¿Cómo puede el hombre ser "a Nuestra semejanza"? ¿Qué comparación puede existir entre D-os y el hombre? D-os es el "Artista" y el hombre es la "pintura". ¿Cómo la pintura va a parecerse al artista?

    Todos los animales de la Creación perciben al mundo a través de sus sentidos. Ellos son capaces de conocer aquello que ven, oyen, tocan o saborean. Su mundo está limitado a la percepción inmediata. Pero el hombre es diferente. En hebreo, Hombre se dice Adam, que proviene de "dimaión", imaginación.

    La esencia misma del hombre, que está en su nombre, la cualidad que lo define, es su imaginación. El hombre puede volar por encima de la mera percepción física, transportándose a los confines del espacio y del tiempo: en su mente. Unicamente el Hombre puede tomar lo que percibe y comparar, analizar y deducir.

    Esa es la comparación existente entre el hombre y su Creador. Hashem dijo: "Hagamos al Hombre.." para que el Hombre tenga el poder de imaginación necesario para extenderse, a través del pensamiento, a lugares en los que previamente no había nada.

    Meshej Jojmá


    "... D-os vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno" (1:31)

    Con cada nueva creación, la Torá dice: "y D-os vio que era bueno".

    Con una sola excepción.

    La creación del Hombre. Tras la creación del Hombre, no dice: "D-os vio que era bueno".

    ¿Por qué?

    La idea de que Hashem ve algo implica que la naturaleza de ese ente es fija e inmutable, por siempre. Pero el Hombre no es algo fijo. El tiene el libre albedrío necesario para poder elegir el bien o el mal. Por eso, en lo referente al Hombre, la Torá no dice: "Y D-os vio que era bueno".

    Pero después de la creación del hombre, Hashem miró por segunda vez la Creación y consideró que era muy buena. Porque con la creación del Hombre comenzó a existir un ser que tenía la capacidad de elegir cumplir con la voluntad de Hashem, en vez de cumplirla en forma involuntaria, como las flores, o los animales, o las estrellas...

    Por eso, cuando el Hombre cumple con la Voluntad de su Creador, está elevando toda la Creación de buena a muy buena.

    Rabí Moshe Feinstein


    "Hagamos al Hombre..." (1:26)

    Una de las razones por las cuales la Torá habla en plural es para enseñarnos que todos los seres humanos tienen la obligación de ser socios en la obra continua de la creación: haciéndose dignos de ser el objetivo y el propósito de la Creación.

    Es por eso que la Creación concluye en forma específica con el Hombre: para indicarle que él es el "fin" de la creación: su propósito.

    Por lo tanto, el Hombre no debe perfeccionar únicamente sus acciones, sino también su cuerpo. La mitzvá de Brit Milá (circuncisión) señala que el Hombre, al hacerse socio en su propia autoperfección física y espiritual, tiene parte en la perfección del universo.

    Midrash Tanjuma


    "Tras un lapso, Caín trajo una ofrenda para Hashem del fruto de la tierra; y en cuanto a Hevel, él también trajo de los primerizos de su rebaño" (4:3)

    ¿Por qué la Torá prohíbe el uso del Shatnez, la mezcla de lana y lino?

    El fruto de la tierra" que trajo Caín era lino.El lino se fabrica con la semilla de lino. La ofrenda de Hevel era de lana de oveja. Al ver que Hashem rechazaba su ofrenda, al tiempo que aceptaba la de su hermano Hevel, Caín sintió celos y mató a su hermano.

    Por lo tanto, es como si la combinación del lino y la lana Le "hiciera acordar" a Hashem, por decirlo de alguna manera, que el primer asesinato de la historia ocurrió como producto de dichas ofrendas.

    Nosotros, en tanto que el pueblo de Hashem, no debemos recordar la violencia y el asesinato entre los hombres, ni siquiera con la ropa que llevamos puesta.




    Yeshayahu 42:5 - 43:10

    Contenido

    La Haftará retoma del tema de la parashá: la creación. Enfatiza que la creación no fue solamente un acontecimiento primordial, sino que Hashem renueva la creación a cada instante. Sin esa constante recreación, el mundo dejaría de existir. Del mismo modo, Hashem no creó el mundo y lo dejó librado a sus propios recursos, como alguien que le da cuerda a un reloj. No: El Mismo Se ocupa del acto más insignificante de la creación.

    Además, la Haftará refleja la creación de Adam, que es el jugador clave del propósito de Hashem en la creación del mundo, donde el pueblo judío ha de jugar el papel central, de ser una luz para las naciones. Y así como Adam peca, y cae, y se le da la oportunidad de redimirse en la parashá, la Haftará describe cómo el pueblo judío cae en el pecado, y, de todos modos, gracias a la compasión de Hashem, Israel jamás es abandonada, pues los judíos son los agentes del propósito original que tuvo Hashem al crear el mundo.


    Selecciones de fuentes clásicas en las que se expresa
    la singular relación que existe entre el Pueblo Judío y Eretz Israel.

    No te pierdas esta nueva sección a partir de la próxima semana


    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de HTML: Moises Cohen


    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail.
    Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu


    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


    © 1998 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.


    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    E-Mail (español): spanish@ohr.edu
    E-Mail (inglés): info@ohr.edu


    Copyright© 1998 Or Sameaj Internacional, Todos los derechos reservados.  Envíenos sus comentarios!
    Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.

    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.