¡Judaismo! - Matot

Library Library Kaddish
BeSiata Dishmaya

¡Judaismo!

Matot-Mase

26 de Tammuz 5759; 10 de Julio 1999


Contenido:

  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Nueva Sección: Preguntas al Rabino
  • Libreria de Cassettes
  • Haftará
  • El Amor por La Tierra
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

    Esta publicación también esta disponible en los siguientes formatos: [Text] [Word] [PDF] Explicación de estos símbolos


  • Resumen de la Parashá

    Contenido

    MATOT

    Moshé enseña las reglas y restricciones que rigen los juramentos y los votos, y en especial, el papel del padre y del marido en el mantenimiento y la anulación de un voto. Los israelitas se enfrentan a Midián, matando a los cinco reyes midianitas, a todos los hombres, y a Bilaam. Moshé no ve con buenos ojos que se hayan tomado cautivas a las mujeres, porque fueron ellas las que indujeron al Pueblo Judío a que pecara. Moshé reprime a los oficiales. Se cuenta y distribuye el botín de guerra. Los comandantes le informan a Moshé que entre los israelitas no hubo ni una sola víctima. Presentan una ofrenda, que Moshé y Elazar toman y colocan en el Ohel Moed (Tienda de Reunión). Las tribus de Gad y Reuven, que poseen grandes cantidades de ganado, le piden a Moshé que permanezcan donde están, y no crucen el río Jordán para ingresar a Israel. Le explican que la tierra donde se hallan actualmente es muy apta para que paste su ganado.La respuesta inicial de Moshé es que tal pedido va a desalentar al resto de los israelitas, y es equivalente al pecado de los espías. Ellos le aseguran que primero ayudarán a los demás israelitas a hacer la guerra y conquistar a Israel, y que recién después regresarán a sus hogares, al este del Jordán. Moshé acepta su pedido, a condición de que cumplan con su parte del trato.

    MASE

    La Torá enumera los cuarenta y dos campamentos que tuvieron los israelitas durante su travesía de cuarenta años, a partir del Exodo, y hasta que cruzaron el río Jordán en su ingreso a Eretz Israel. Hashem ordena a los israelitas que expulsen a los cananeos de Eretz Israel y que demuelan todos los vestigios de su idolatría. Se advierte a los israelitas que si no dejan a la tierra completamente libre de cananeos, los que queden serán como espinas en los ojos, y aguijones en los costados. Se definen los límites de Eretz Israel, y se manda a las tribus a que separen cuarenta y ocho ciudades para los leviim, quienes no reciben una porción normal en la división de la tierra. Se deberán establecer ciudades de refugio: aquél que asesine en forma inintencional podrá huir a dichas ciudades. La Torá permite el casamiento entre las distintas tribus. Las hijas de Tzelofjad se casan con miembros de su propia tribu, para que su herencia permanezca en su tribu. Así llega a su fin el Libro de Bamidbar/Números, el cuarto de los Libros de la Torá.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    EL VIAJE

    "Estos son los viajes de los Hijos de Israel" (33:1)

    ¿Te acuerdas de lo que hiciste un cierto martes, hace cinco años? ¿Y lo que hiciste un día en particular, el año pasado? ¿Y qué hay con respecto al mes pasado?

    Cuando la vida sigue una rutina, resulta muy difícil separar un día del que le sigue. El pasado da la impresión de extenderse tras de nosotros como una alfombra gris casi interminable. Sin embargo, por aquí y por allá hay hitos que sobresalen en el escenario monótono. Un casamiento, un nacimiento, un fallecimiento, unas bodas de oro... Lo mismo ocurre cuando viajamos. Recordamos con claridad los cinco minutos que pasamos en las Cataratas del Niágara como si fuera ayer mismo, aunque haya sido hace diez años. Aún olemos la lluvia tropical de Fiji y el humo de los caños de escape del embotellamiento cuando viajábamos a Bognor Regis. Gracias a los viajes, el tiempo se vuelve significativo y memorable.

    La vida es como un viaje. La esencia de la vida es viajar, moverse, desarrollarse. Cuando Hashem Se le apareció a Abraham y le dijo que sería el progenitor de una nación santa, fue con el mandato: "Vete a ti mismo". El viaje esencial es a uno mismo, a desarrollar el paisaje interno del alma. A fin de que Abraham cumpliera con su potencial y fuese el Padre del Pueblo Judío, tenía que ir, que viajar. Tal vez fue por eso que Hashem no le dijo cuál era su destino. Porque la esencia del viaje no era el destino, sino el viaje mismo.

    En la Parashá de esta semana, la Torá enumera los 42 campamentos del Pueblo Judío en su travesía desde Egipto hacia la Tierra de Israel. Cada vez que se trasladan la Torá repite "Se trasladaron desde...". ¿Para qué hacía falta repetir esa frase con cada traslado? Obviamente que si acampaban en un lugar diferente debían haberse trasladado desde el sitio en que se encontraban previamente.

    El viaje del Pueblo Judío por el desierto fue un rito espiritual del pasaje: de las ollas de la carne de Egipto a la tierra de la que mana la leche y la miel de la santidad. Es más fácil sacar al judío de Egipto que sacar a Egipto del judío. Hicieron falta 41 viajes espirituales diferentes a fin de causar un impacto en la psiquis colectiva del Pueblo Judío, aprestándolos a que ingresaran en la Tierra Prometida.

    El Malbim, oído de boca de Rabí David Orlofsky


    'SELF MADE MAN'

    "Mil de una tribu, mil de una tribu" (31:4)

    "Hoy en día la gente no sabe lo que es trabajar. Cuando yo era joven, me levantaba todas las mañanas a las 4.30, con lluvia o con sol. Yo soy un 'self-made man', hecho y derecho."

    Más escurridizo que el Monstruo del Lago Ness o el Yeti, existe una especie llamada "Self Made Man" (el Hombre que se Hizo a Sí Mismo). Abundan informes relativos a su existencia, pero hasta la fecha, no se lo ha podido identificar en forma absoluta. Los miles de casos en que se creyó haberlo avistado resultaron ser simples expresiones de deseo.

    Analicemos uno de esos informes:

    Morris es uno de los magos de los negocios más grandes de Wall Street. Presidente de la Compañía Súper Financiera International, una de las empresas más exitosas según la revista "Fortuna 500". Morris se levanta a las 4.30 de la mañana y trabaja sin parar hasta altas horas de la noche.

    Pero ¿realmente Morris se forjó solo esa fuerza que le permitió llegar al tope? ¿O el éxito vino de otro lado?

    Los casos de quiebra están repletos de ases financieros que no tenían modo de saber que el mercado se iba a dar vuelta, a pesar de todo sus ingeniosísimos planes. E inclusive aquéllos que sí tienen éxito, como Morris, pueden, en cuestión de segundos, sucumbir a un ataque cardíaco, y el presidente de la Compañía Super Financiera Internacional puede transformarse de repente en una mera estadística en un estudio de enfermedades coronarias.

    Cuando nos va bien, es muy fácil darnos una palmada en el hombro, felicitándonos por lo astutos que somos. Pero para poder mantener una perspectiva real acerca de dónde verdaderamente proviene nuestro éxito, necesitamos que se nos lo recuerde en forma constante.

    En la Parashá de esta semana, la Torá nos dice que por cada mil soldados que salieron a luchar para el Pueblo Judío, otros mil permanecieron en Eretz Israel, rezando por ellos. En otras palabras, por cada soldado que fue enviado al frente, hubo otro "soldado" responsable de rezar por su hermano.

    Podríamos pensar que se tomó esa medida a fin de ofrecer más protección a los que estaban en el frente. Sin embargo, la verdadera razón fue que los que estaban luchando en el frente no debían hacerse ninguna ilusión respecto de dónde provenía en verdad su éxito. No fue por la fuerza y el poder de su propia mano que lograron salir victoriosos de la batalla, sino que su éxito, como todos los éxitos, provino de Hashem, el Hacedor del "Self Made Man".

    Basado en Rabí Yejezkhel Levenstein,
    oído de boca de Rabí Yeshoshua Bertram


    NO SOY YO

    "Si un hombre hace un voto a Hashem o jura un juramento para establecer una prohibición para sí mismo" (30:3)

    La teshuvá (retorno) es un milagro. ¿Cómo es posible que alguien que ha transgredido pueda erradicar lo que ya tuvo lugar? Porque la teshuvá no solamente obtiene el perdón para nuestros errores, sino que reescribe la historia misma. Quita todas las cicatrices que dejó el pecado.

    ¿Cómo puede ser? Después de todo, lo que se hizo, hecho está, ¿no? Ya ocurrió. ¿Cómo la teshuvá puede volver a tejer la tela misma de la realidad?

    Imaginemos lo siguiente: Hoy es Shabat. Un judío enciende la luz. Sobre la misma escena pueden haber tres realidades posibles:

    Realidad número uno: Un hombre le dice al otro: "¡No prendas la luz! ¡Es Shabat! ¡Estás transgrediendo un pecado capital! ¡No aprietes el interruptor!". El segundo le responde al primero: "Ya sé que es Shabat. Ya sé que es un pecado capital, pero igual voy a prender la luz. ¡Mira cómo la prendo!" Click.

    Realidad número dos: "¡Uy! ¡No puedo creer lo que acabo de hacer! ¡Prendí la luz! ¡Me olvidé por completo que es Shabat!"

    Realidad número tres: "¡Y entonces resulta que me caí hacia atrás y con el brazo toqué el interruptor y se encendió la luz!"

    Shabat. Un judío enciende la luz. Tres realidades diferentes.

    Cuando hacemos teshuvá, lo que estamos diciendo es que en realidad no fuimos nosotros los que cometimos la transgresión. Esa persona podrá tener mis mismos ojos, mi mismo cabello y mi misma nariz. Podrá ser mi doble. Hasta podrá ser mi tocayo. ¡Pero no soy yo! Yo soy una persona diferente. Yo hice teshuvá.

    En la Parashá de esta semana, la Torá nos enseña la naturaleza obligatoria que tiene el neder, el voto o promesa. El neder nos obliga, nos compromete. Nos da la oportunidad de hacer algo que hasta ahora solamente D-os podía hacer: crear un nuevo status halájico, una nueva realidad.

    Si un neder altera la realidad del mundo, entonces ¿cómo puede existir la capacidad de anular un neder? La respuesta es que si esa persona hubiera poseído cierta información al momento de hacer el neder, nunca habría aceptado sobre sí mismo semejante voto. El dice: "La persona que hizo el voto en realidad no soy yo".

    Oído de boca de Rabí David Orlofsky


    EL LARGO VIAJE DE LA NOCHE HACIA EL DIA

    "Estos son los viajes de los israelitas, que salieron de la tierra de Egipto... guiados por la mano de Moshé y Aarón" (33:1)

    Nada que haya sido creado por mano del hombre puede durar eternamente. Las estatuas se derrumban; la poesía se olvida. No hay nada que dure por siempre. Por ese motivo, la redención de Egipto no fue algo definitivo, pues llegó "por la mano de Moshé y Aarón", que, a pesar de su elevadísimo nivel espiritual, eran simples mortales.

    Por eso, era inevitable que el Pueblo Judío fuera sometido a otros exilios, pues su Exodo de Egipto fue mortal y terrenal, y, por lo tanto, incompleto.

    "Estos son los viajes de los israelitas...". Estos son los viajes del exilio que los israelitas realizarán en la larga noche de la historia, porque "salieron de la tierra de Egipto... guiados por la mano de Moshé y Aarón" . Sin embargo, cuando el Propio Hashem redima a Su Pueblo, con toda Su Gloria y Su Majestad, la redención no contendrá ningún elemento de imperfección humana, y, por lo tanto, será absoluta y eterna.

    Ketonet Or en Mayaná shel Torá.


    Nueva Sección:
    ??? Preguntas al Rabino ???

    Michael de Montreal pregunta:
    Estimado Rabino:
    Quería saber si un minián de realidad virtual sería aceptable según el judaísmo, porque hay comunidades muy pequeñas en todo el mundo en las que es muy difícil conseguir un minián todos los días.
    Gracias.

    Estimado Michael:
    Sé que no me vas a creer lo que te voy a decir, pero una pregunta muy parecida a la tuya fue planteada por una famosa autoridad halájica ¡hace cerca de 250 años! Rabí Tzvi Ashkenazi, el Jajam Tzvi, en una de sus "responsa", escribe acerca de si un Golem puede contarse como parte de un minián. (El Golem es una criatura hecha por el hombre. Se dice que la obra kabalística Sefer ha Yetzirá contiene el método secreto para hacer un criatura semejante. Este ser tiene el aspecto y la conducta de una persona pero no tiene un alma humana. El Talmud hace referencia a eruditos de gran fama de los que se dijo que hicieron Golems. El Jajam Tzvi, en su responsa, dice que era cosa sabida que su abuelo había hecho uno).

    En un primer momento, tal vez no puedas conectar al Golem con los otros nueve participantes del minián de realidad virtual. Pero la verdad es que son muy parecidos. En esencia, ambos son criaturas hechas por el hombre que actúan y tienen el aspecto de una persona, pero carentes de un alma humana. Rabí Ashkenazi demuestra, indirectamente a partir de una de las famosas referencias al Golem que aparecen en el Talmud, que el Golem no puede contarse como parte de un minián. El profesor Alvin Radkowsky afirma, en un artículo de la publicación Beor ha Torá, que, en realidad, semejante debate halájico toca en el nervio de uno de los interrogantes más incisivos que enfrenta el hombre en la modernidad. En una era de impresionante avance tecnológico, en la que nada parece más allá de nuestro alcance, ¿cuál es el lugar del hombre en este mundo? (Creo que fue Woody Allen el que una vez se lamentó que su padre hubiese sido desplazado de su trabajo y reemplazado por un chip de computación que realizaba los trabajos mucho mejor que él... poco después su madre también se compró un chip...). El Golem es una criatura similar. Podrá ser más fuerte, más eficiente y más duradera que el hombre, pero hay un área en el que la tecnología jamás podrá penetrar, y es el mundo de la devoción. La imagen generada por computadora no puede contarse como parte de un minián.

    En parashat Yitró, la Torá afirma:

    "Y si Me hicieres un altar de piedra, no lo construirás de piedras labradas; porque si alzares tu herramienta sobre él, lo habrás profanado".

    Rashi, en su comentario de este versículo, cita un Midrash que dice:

    "porque el altar fue creado para alargar los días del hombre. No está bien que aquello que acorta la vida sea alzado contra aquello que la alarga".

    Por lo general, este Midrash se interpretaba en el sentido de que el metal es símbolo de las armas, que se usan para acortar la vida del hombre. Pero una vez oí al Rabí Twerski, en Milwaukee, que explicó que el metal, en un sentido más amplio, es símbolo de la tecnología: el logro humano que "acortó" la vida del hombre en el sentido de que trabajos que antes llevaban mucho tiempo, ahora se pueden realizar mucho más rápido. El mensaje del Midrash es que no existe "tecnología del espíritu".

    Fuentes:
    Rabí Tzvi Ashkenazi, Sheelot ve Teshuvot Jajam Tzvi, responsa #93
    Profesor Alvan Radkowsky, publicación Beor ha Torá
    La Torá, par. Yitro, cap. 20 vers. 22
    Rashi, ídem


    ???¿ALGUNA PREGUNTA?
    Si tiene alguna inquietud sobre leyes o costumbres de su judaísmo, o quiere aclarar aulguna duda, puede enviarnos su pregunta a spanish@ohr.edu y procuraremos contestarle lo más pronto posible. Nos reservamos el derecho de publicar las preguntas y respuestas. No todas las respuestas dadas serán publicadas en "Judaísmo", pero todas serán respondidas, B´H.


    De la librería de Cassettes Or Sameaj...

    CASSETTE Nº92 "EL JAFETZ JAIM"
    Adaptado de la charla del Rab Blidstein, Rosh Yeshivat Or Sameaj, Jerusalem, Depto. Latinoamericano. Adaptado por Shaul Zafrani

    Podría uno pensar que el dedicarse a los estudios de los complicados e intrincados caminos de la Torá están destinados solo para genios naturales. Error. Y como prueba de que la Torá es para todo judío tenemos la historia de Rabí Akiva.

    Es sabido que Rabí Akiva empezó desde cero sus estudios. Apesar de que es conocido como uno de los más grandes sabios de todos los tiempos, en sus principios no se veía lo que podía salir de este simple pastor de ovejas.

    A Akiva, le costaba entender todo lo que le enseñaban. Hora tras hora, una y otra vez los mismos estudios, repasos; solo luego de mucho esfuerzo lograba comprender algún concepto. Esto es como para desalentar hasta al más grande genio, sin embargo Akiva prosiguió sus estudios luego de ver cómo una simple gotera logró oradar un hueco en una roca. Se dijo a sí mismo que si el agua que es tan suave pudo hacer eso, entonces seguro que la Torá podrá entrar en su cabeza.

    Pasados veinticuatro años el simple Akiva llegó a ser Rabí Akiva, con un séquito de 24 mil alumnos, conocido por todo el mundo por su grandiosa sabiduría.

    En Pirké Avot (Etica de los Sabios) está escrito que la Torá tiene 48 formas de adquirirse, como con modestia, humildad, etc. Lo primero que debía estar escrito es una buena cabeza, pero al leer la larga lista vemos que ninguna de las condiciones requiere que la persona sea un genio. La constancia y el empeño sincero le permiten a cualquiera llegar a ser un Talmid Jajam (sabio estudioso de la Torá). La transición de cualquier Akiva a ser un Rabí Akiva la podemos lograr todos.

    De la coleccion de las charlas expuestas por los Rabinos de Yeshivat Or Sameaj, atesoradas en cassettes, ahora a vuestra disposición. Par amayor información sobre cómo obtener copias de estos cassettes escríbanos un e-mail a:

    spanish@ohr.edu


    Yirmiá
    Ashkenazim: 2:4-28 y 3:4
    Sefaradim: 2:4-28 y 4:1-2

    Contenido

    "Pues Mi pueblo ha perpetrado dos males: a Mí Me han abandonado, Fuente de las aguas de la vida; para hacerse cisternas, cisternas rotas que no pueden contener agua" (2:13)

    En ésta, la segunda Haftará de las "tres de aflicción", el profeta no solamente habla en contra de la deslealtad de Israel hacia Hashem, Que los salvó de la esclavitud, sino también en contra de la deslealtad del Pueblo hacia la Torá, que fue reemplazada por las vanidades de las culturas foráneas. Nuestros Sabios nos enseñan que Hashem Se lamentó: "Si Me hubieran abandonado a Mí, pero hubieran mantenido la Torá, su luz espiritual los hubiera influido para que regresaran al sendero de la rectitud". Mas el Pueblo Judío, seducido por el brillo superficial de ideologías ajenas, abandona la Torá, su único canal de vida, para beber el agua nauseabunda de las ideas falsas que cambian y se contradicen todo el tiempo. De allí sólo surgen la tragedia y el exilio...


    Love of the Land

    Selecciones de fuentes clásicas en las que se expresa
    la singular relación que existe entre el Pueblo Judío y Eretz Israel.

    La otra Jerusalén

    "Una Jerusalén construida como una ciudad reunida" (Tehilim 122:3)

    Esta descripción de Jerusalén llevó a Rabí Yojanan a la conclusión de que existe una Jerusalén en el cielo igual que existe una Jerusalén en la tierra. "Reunida", según explica Rashi, implica que la Jerusalén asolada que vemos nosotros con el tiempo será construida como otra ciudad melliza suya. Lo cual sugiere que hay otra Jerusalén, ¡y dónde va a estar situada, si no en el Cielo!

    Rashba (Rabí Shlomo Ben Aderet, siglo 13 e.c., comentarista español) agrega que no sólo Jerusalén y el Beit ha Mikdash son representaciones físicas de exaltados conceptos espirituales, sino que lo mismo puede decirse de todo Eretz Israel. Es por eso que se la llama "La Tierra de la Vida", y que hay mitzvot que solamente pueden llevarse a cabo en esta tierra en la que uno verdaderamente siente con todo el corazón que tiene un D-os.

    Mesejta Taanit 5a


    ESTE VERANO ES PARA PASARLO EN ISRAEL!!!Aprovecha tu verano de vacaciones escolares y ven a pasarlo en Israel. Enriquece tus conocimientos judaicos a la vez que exploras la tierra de nuestros padres. En Colegios Or Sameaj tenemos disenado programas especiales para una estadia involvidable desde dos semanas hasta tres meses. Tu decides.


    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de HTML: Moises Cohen


    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail.
    Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu


    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


    © 1998 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.


    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    E-Mail (español): spanish@ohr.edu
    E-Mail (inglés): info@ohr.edu


    Copyright© 1998 Or Sameaj Internacional, Todos los derechos reservados.  Envíenos sus comentarios!
    Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.

    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.