Judaismo! - Bo

Library Library Kaddish

¡Judaismo!

Bo

4 de Shvat 5758; 31 de enero 1998


Contenido:

  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Haftará
  • ¡Canta, Mi Alma!
  • Baruj Kel Elyon
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

    Esta publicación también esta disponible en los siguientes formatos: [Text] [Word] [PDF] Explicación de estos símbolos


  • A PARTIR DE PARASHAT SHEMOT, "JUDAISMO" TAMBIEN SALDRA PUBLICADO EN PORTUGUES


    Resumen de la Parashá

    Contenido

    D-os le dice a Moshé que va a endurecer el corazón de Paró para que a través de plagas milagrosas el mundo conozca para siempre que El es el Unico D-os. Se le advierte a Paró sobre la plaga de las langostas y lo severa que será. Paró acepta liberar sólo a los hombres, pero Moshé insiste en que todos deben ir. Durante la plaga, Paró llama a Moshé y a Aarón para que saquen a las langostas, y admite que ha pecado. D-os pone fin a la plaga pero endurece el corazón de Paró, y Paró no los libera. El país, excepto por el Pueblo Judío, es inmerso en una oscuridad palpable. Paró llama a Moshé, y le dice que saque a todos los judíos de Egipto, pero que dejen sus ganados. Moshé le responde que no sólo se llevarán todos sus ganados sino que también Paró tendrá que darles del suyo propio. Moshé le dice a Paró que D-os traerá una plaga más, la muerte de los primogénitos, y luego los Hijos de Israel dejarán Egipto. D-os endurece el corazón de Paró otra vez, y Paró le advierte a Moshé que si lo ve otra vez, lo mandará a matar. D-os le dice a Moshé que el mes de Nisán será el primer mes del calendario. Se ordena a los Hijos de Israel que tomen un cabrito en el décimo día del mes, y que lo guarden hasta el día 14. Para entonces, todos deben matar al cabrito como sacrificio de Pesaj, poner la sangre en la puerta de la casa y comer la carne. La sangre en la puerta será una señal para que D-os pase de largo sus casas cuando mate a los primogénitos de Egipto. El Pueblo Judío deberá recordar este día como el Exodo de Egipto, y no comerán más jametz en los días de Pesaj. Moshé transmite los mandamientos de D-os, y el Pueblo Judío los cumple perfectamente. D-os manda la plaga final, matando a los primogénitos, y Paró deja ir a los Judíos. D-os le dice a Moshé y a Aarón las leyes concernientes al pidión habén (redención del primogénito varón), y a los tefilín.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    "Y le dirás a tu hijo ese día, diciendo: 'A causa de esto, Hashem obró para mí'" (13:8)

    Un hecho real. Los Angeles. Un judío ortodoxo en reunión de negocios en un restaurante. Sus compañeros estaban muy intrigados por el hecho de que él se negaba a beber del vino de ellos. E insistieron en que les explicara el motivo. Tras vacilar unos momentos, finalmente les explicó que los Sabios habían decretado que el judío debe beber únicamente vino kasher, a causa de las libaciones de vino que habían realizado los paganos en sus prácticas idolátricas.

    Sus colegas no lograban entender que en 1997, tantos años después de que hubieran cesado los ritos idolátricos, siguiera teniendo vigencia semejante decreto.

    Y cuando alzaron las copas en dirección a los labios, a punto de desearse un mutuo "¡Salud!", escucharon las palabras del mozo que servía el vino:

    "Disculpen que escuché su conversación, pero resulta que yo soy neo-pagano, y antes de servir el vino, siempre vuelco un poco de vino en la cocina, para mis dioses..."

    Los participantes se quedaron helados, con las copas en el aire.

    En la Hagadá de Pesaj, el hijo malvado le dice al padre: "¿Qué es este avodá (servicio) para ustedes?", queriendo decir: "te puedo asegurar que cuando existía la idolatría en el mundo, tenía sentido traer como sacrificio un cordero, el símbolo de la idolatría egipcia. Pero ahora, ¿quién adora ídolos? ¿Qué es este servicio para ustedes?"

    La respuesta es "a causa de esto". La historia no es una causa; es un efecto. Los hechos ocurren para que podamos hacer mitzvot, no al revés.

    Hashem contempló la Torá y creó el mundo. Las mitzvot anteceden al mundo. Tienen primacía frente al mundo, tanto por su cronología como por su importancia.

    La razón por la cual tenemos la mitzvá de honrar a nuestros padres no se debe a que tenemos padres y por lo tanto debemos tratarlos con respeto. El hombre bien podría haber sido creado como un organismo unicelular autoreproductor.

    La razón por la cual tenemos padres es para que podamos cumplir con la mitzvá de honrarlos.

    Del mismo modo, la razón por la que se realiza el sacrificio de Pesaj no es para recordar un hecho histórico, sino que el hecho histórico es el método a través del cual podemos cumplir con la mitzvá.

    (Basado en Beit ha Levi)


    "Y será una señal sobre tu brazo, y un adorno entre tus ojos, pues con mano fuerte Hashem nos sacó de Egipto" (13:16)

    Había una vez una niña prodigio que, a la edad de tres años, sabía tocar Rajmaninof mejor que el más experto. Se organizó un concierto para que tocara en público. Varios meses antes, se pegaron en las calles posters y la T.V. anunciaba que se iba a realizar un concierto, y solamente uno. Y para que ese evento único no se olvidara, se venderían souvenirs del concierto: por ejemplo, una pulsera con un pianito de concierto blanco, o una tiara con un piano encima... La mañana después del concierto, los periódicos se volvieron locos tratando de hallar superlativos para poder describir el acontecimiento. Cerca de un mes más tarde, dos maleducados que no habian llegado a tiempo y se perdieron el show aparecieron en la casa de la niña, exigiendo un show "a la fuerza".

    "Sí... es verdad que todo el mundo dice que estuvo sensacional... leímos los periódicos y todo, pero nosotros no lo creemos. Si ahora la traen a la sala y la hacen tocar en ese piano que tienen, entonces sí vamos a creer que es tan buena como dicen; si no, no lo creemos..."

    Cuando Hashem creó el mundo, no cabía dudas de que fue El el que les dio existencia a todas las cosas, que El sabía todo lo que acontecía en el mundo, y que a El Le incumbía hasta el más mínimo detalle de lo que aquí pasaba.

    Desde la época de Enosh, nieto de Adán, la gente empezó a equivocarse con respecto a D-os. Y hasta hubo quienes negaron Su existencia por completo. Hubo otros que aceptaban la existencia de un Poder Divino, pero afirmaban que El era tan exaltado y estaba tan alejado de este mundo, que solamente sabía lo que ocurría en el reino espiritual, mas no lo que acontecía aquí.

    Hubo otro grupo más, que admitía que D-os sabe lo que ocurre en este mundo inferior, pero que no Le interesa lo que hacemos. En otras palabras, El creó el Universo, pero después, por así decirlo, se fue a jugar golf...

    D-os decidió de una vez por todas terminar con estos errores. Y para eso traería una serie de hechos milagrosos que demostrarían, al alterar el curso de la naturaleza, que El es el Que crea la naturaleza.

    Y no solo eso, sino que El tomaría una nación de en medio de otra nación, y la transformaría en Su pueblo. Eso demostraría que, no sólo que El es absolutamente consciente de lo que tiene lugar en este mundo, sino que Le importa e interactúa con la humanidad.

    D-os iba a hacer esto una sola vez, pues al realizar estos milagros, le sacaba al hombre la capacidad de la libre elección, de creer o no en El, y todo el propósito de la Creación era la existencia de un ser, el hombre, que tiene libre albedrío de creer o no creer.

    Esa es la historia del Exodo. D-os sacó al pueblo judío de Egipto para demostrar que El está vivo y que el mundo subsiste gracias a El.

    Y para que no olvidáramos este "concierto único e irrepetible", nos dio "souvenirs": la mezuzá para que pongamos en la puerta, tefilín para que nos atemos en los brazos. El que posee estos recordatorios vive la vida como si tuviera permanentemente un hilo rojo atado al meñique... no se puede olvidar.

    Y no sólo eso, sino que D-os hizo que todas las generaciones recrearan los eventos de este gran "concierto de la naturaleza", en todas las generaciones, durante el Seder, para que cada generación supiera que aquello verdaderamente había ocurrido.

    Por ese motivo, D-os no actúa ante el pedido de cualquier ignorante que viene y afirma que no cree que hubo en verdad un concierto. Hay millones de fans que aún poseen sus pianitos blancos de recuerdo, traspasados cuidadosamente de generación en generación, para demostrar que los otros están equivocados.

    (Basado en el Ramban)




    Haftará

    Yirmyahu 46: 13-28

    Contenido

    En la Haftará de la semana pasada, el profeta Yejezkel describía la caída de Egipto en manos del rey babilonio, Nevujadnetzar. Esta semana, es el profeta Yirmiyahu el que habla del juicio que los babilonios ejecutarán sobre los egipcios. Además, la Haftará trata del histórico exilio del pueblo judío, y le infunde coraje a Israel. El profeta dirige a Israel hacia el único "talismán" que ha de tener efecto en todos los lugares y todas las épocas: "eved Hashem", "servidor de D-os". A pesar del gran sufrimiento, la única protección segura contra las tormentas de la historia es ser un siervo de D-os, porque no hay nadie que esté más cerca del Amo como Su sirviente, en todos los lugares y en todas las épocas, en forma incondicional.

    (Basado en Rabí Hirsch)


    "Pero tú, no temas, Mi sirviente, Yaakov, y no tengas miedo, Israel, pues Yo te salvaré desde lejos" (46:27)

    Cuando Israel hace teshuvá (regresando arrepentidos hacia Hashem), se acelera la redención final, llegando antes de su momento designado. Pero si no hacen teshuvá, la redención llegará de cualquier modo, en su hora predestinada.

    Por eso, Hashem le dice a Israel, a través de Su profeta, que no debe temer, pues "Yo te salvaré desde lejos". Aunque estés muy lejos del judaísmo, y la palabra "teshuvá" no tenga para ti ningún significado, El ciertamente habrá de redimirte cuando llegue el momento de la redención.

    (Maianá shel Torá)


    Canta, Mi Alma!

    Comentarios sobre las Canciones que cantamos en la mesa de Shabat a través de las generaciones.

    Baruj Kel Elyon
    "Bendito es D-os ..."

    Zajor et yom ha Shabat lekodshó
    "Recuerda el día de Shabat para santificarlo"

    Estas palabras, tomadas directamente del comienzo del Cuarto Mandamiento, tienen un significado especial si se tiene en mente el Midrash (Tehilim 92) que describe el juicio de Adán por el pecado de haber comido del Arbol del Conocimiento.

    Cuando parecía que Adán sería condenado a muerte en el final mismo del sexto día de la creación, el Shabat se presentó ante Hashem con un ruego:

    "Soberano del Universo, todavía no ha muerto ningún hombre. ¿Acaso la muerte ha de comenzar en mi día?"

    El ruego fue aceptado, y cuando Adán se dio cuenta del poder del Shabat, compuso un "salmo que es una canción del Shabat".

    "Recuerda el Shabat", se nos ordena, puesto que fue ese día el que preservó con vida a Adán y todos sus descendientes, y a todo Israel.

    "Santificarlo", de la misma manera que cualquiera honra el día en que ocurrió un milagro que le salvó la vida, y más aún, puesto que fue el propio Shabat el que lo salvó.


    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de Producción: Lev Seltzer
    Diseño de HTML: Eli Ballon


    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail.
    Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu


    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


    © 1998 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.


    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    E-Mail (español): spanish@ohr.edu
    E-Mail (inglés): info@ohr.edu


    Copyright© 1998 Or Sameaj Internacional, Todos los derechos reservados.  Envíenos sus comentarios!
    Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.

    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.