¡Judaismo! - Behaalotja

Library Library Kaddish

¡Judaismo!

Behaalotja

16 de Sivan 5757; 21 de junio 1997

Contenido:
  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Haftará
  • ¡Canta, Mi Alma!
  • Yom Ze Mejubad
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

    This publication is also available in the following formats: [Text] [Word] [PDF] Explanation of these symbols


  • Resumen de la Parashá

    Contenido

    Se le enseña a Aarón el método de encendido de la Menorá. Moshé santifica a los Leviim para que trabajen en el Mishkán. Ellos reemplazan a los primogénitos, que quedaron descalificados tras pecar con el Becerro de Oro. Después de cinco años de entrenamiento, los Leviim sirven en el Mishkán entre las edades de 30 y 50 años; luego se dedican a trabajos menos extenuantes. Un año después del Exodo de Egipto, Hashem le ordena a Moshé todo lo relativo al Korbán Pesaj. Los que no son aptos para realizar el Korbán Pesaj piden una solución, y así es como se da la mitzvá de Pesaj Sheiní, que da una "segunda oportunidad" para ofrecer el Korbán Pesaj un mes más tarde. Las nubes milagrosas que flotan cerca del Mishkán, dan la señal de cuándo viajar y cuándo acampar. Con dos trompetas de plata se convoca a los príncipes o a toda la nación cada vez que se tiene que realizar algún anuncio. Las trompetas también sirven para anunciar viajes, guerras y fiestas. Se especifica el orden en el que marchan las tribus. Moshé invita a su suegro, Yitro, a que se una a los israelitas, pero Yitro retorna a Midián. Ante la instigación del erev rav (la multitud mezclada de egipcios que se unió a los israelitas en el Exodo), hay quienes se quejan del mana. Moshé objeta que no puede gobernar él solo a toda la nación. Hashem le dice que seleccione 70 ancianos, el primer Sanhedrin, para que lo ayude, y le informa que el pueblo recibirá carne hasta que se enfermen de tanta carne. Dos de los candidatos del grupo de ancianos profetizan más allá de su mandato, al predecir que Yehoshua, y no Moshé, será quien conduzca al pueblo a Canaán. Hay quienes protestan, entre ellos el propio Yehoshua, pero a Moshé le complace que otros se hayan convertido en profetas. Hashem envía una provisión incesante de codornices para los que se quejaron de que no tenían carne. Una plaga castiga a aquéllos que se quejaron. Miriam le hace una crítica constructiva a Aarón, donde también implica que Moshé es como los demás profetas. Hashem explica que la profecía de Moshé es superior a la de cualquier otro profeta, y castiga a Miriam con tzaraat, como si hubieradifamado a su hermano. Moshé reza por ella, y la nación aguarda hasta que se cure, antes de proseguir con el viaje.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    "Y Aarón así lo hizo." (8:3)

    ¿Qué es una mitzvá?

    Una mitzvá es un recipiente, una vasija que recibe luz del cielo. Nuestra función en este mundo es solamente crear esos recipientes, prepararlos y dejarlos listos para que puedan recibir la luz. Esa luz del cielo, esa energía espiritual, es transmitida en forma constante por parte de Hashem. Nosotros no podemos concebir lo que es esa luz espiritual, o cómo llega al mundo. En efecto, no es algo que nosotros debamos saber. Nuestra única tarea es hacer la vasija que la pueda contener; preparar la "terminal" espiritual que habrá de recibir esa luz. Y eso es lo que hacemos al cumplir con las mitzvot.

    El Rambam sostiene que si un no kohen sacara la Menorá del Santuario y encendiera afuera las luces, la mitzvá seguiría siendo válida, aunque las lámparas fueran encendidas por alguien que no es kohen. Sin embargo, la limpieza y la preparación de las lámparas de la Menorá sólo puede llevarlas a cabo un kohen, y si alguna otra persona realiza esta tarea, la mitzvá carece de todo valor. De allí se desprende que la limpieza y la preparación de las lámparas es la parte esencial de la mitzvá.

    Esto es muy difícil de entender: ¿cómo es posible que el trabajo de limpieza sea la esencia de la mitzvá, y que el propio encendido sea algo secundario?

    La esencia de todas las mitzvot es preparar la vasija que habrá de recibir la luz celestial de Hashem. Asegurarnos de que la "terminal" está encendida y lista a recibir el mensaje. Esa es nuestra tarea en este mundo. Nosotros no podemos crear la luz, pero podemos preparar la vasija que contenga la luz, para que ésta pueda irradiarse a todo el mundo.

    Adaptado de Le Torá U Le Moadim Rabí Shlomo Yosef Zevin


    "Y el hombre Moshé era extremadamente humilde, más que cualquier otro hombre en la faz de la tierra" (12:3)

    En una fría mañana rusa, el Jafetz Jaim llegó a Moscú. En la estación lo aguardaba un colega solitario. No había multitudes amontonándose en la plataforma ansiosas de ver aunque sea por un instante a uno de los más grandes seres humanos que jamás pisaron la tierra. Solamente él. Un judío solitario con gorra de tela, y una simple valija en la mano.

    La razón por la cual la estación se hallaba desierta era debido a que el Jafetz Jaim le había escrito a su colega, pidiéndole que no revelara el momento exacto de su arribo. Mientras salían de la estación, el colega se dirigió al Jafetz Jaim, y le preguntó por qué había preferido que su llegada fuera un secreto? Porque así había privado a las masas de darle el honor que exigía un talmid jajam de su altura.

    El Jafetz Jaim respondió: "No tengo ninguna duda de que en Shabat tú comes kugel. Pero si el viernes de pronto sintieras un irrefrenable deseo de comer kugel, y fueras a la cocina, la rebetzin seguramente te sugeriría que comieras alguna otra cosa. El kugel es un plato delicioso, pero es solamente para comer en Shabat. Por eso te pedí que mantuvieras en secreto mi llegada. El honor que yo hubiera recibido de toda esa gente hubiera sido como el kugel: es solamente para el Mundo Venidero, 'el día que es todo Shabat'".

    Nuestros Sabios nos advierten con gran firmeza que no debemos buscar honores. Debemos ser extremadamente humildes. ¿Por qué habrían de enfatizar precisamente esta característica por encima de todas las demás?

    En este mundo no puede haber recompensa para las mitzvot. La mitzvá es un ente espiritual. Este mundo es un mundo físico. Por lo tanto, por necesidad, la única recompensa que una persona puede recibir en este mundo es una recompensa física. Pero la mitzvá, que es absolutamente espiritual, no puede recibir la recompensa adecuada en este mundo. Aquí simplemente no existe esa moneda. Empero, si el individuo obtiene status y honores por haber hecho una mitzvá, aunque el honor sea algo ilusorio, sí ha recibido un tipo de recompensa, pues el status y el honor se perciben como entes espirituales. Por lo tanto, al obtener un beneficio sustituto, en la "moneda" del honor, la persona puede llegar al Banco Nacional del Olam Haba, y encontrarse con que cambió sus valiosísimos diamantes, la recompensa eterna de sus mitzvot, por billetes de juguete.

    El kugel podrá ser más dulce que la miel, pero si lo comemos aquí, entonces no podremos disfrutarlo en el otro mundo, el mundo que es "todo Shabat".

    "Y Aarón así lo hizo" (8:3)


    "Esto nos enseña la alabanza de Aarón: que él no cambió" (Rashi)

    ¿En qué reside el gran mérito de no haber cambiado? Que lo "hizo así". Pero por cierto que todo el mundo hace las mitzvot "así". ¿Qué fue lo que hizo Aarón de especial al encender la Menorá que lo hizo "así?

    En Sefer Bereshit (Génesis), después de cada creación, la Torá dice "y así fue": exactamente como debía ser: algo completo y perfecto. Sin embargo, cuando la Torá se refiere a la creación de la luz "Que haya luz!", no dice después "Y así fue". Y, en realidad, no fue "así", porque esa luz especial, la Or ha Ganuz, que brilló durante los seis días de la creación, debía ocultarse, para que los malhechores no pudieran beneficiarse con ella. Por eso, su creación no fue "así": le faltó algo para ser completa.

    Sin embargo, durante la larga oscuridad existente entre la Creación y el desenlace final de la historia, hubo un momento en que esa Luz Oculta brilló en el mundo: cuando Aarón encendió la Menorá, la encendió con ciertas kavanot (intenciones espirituales) que atrayeron la Or ha Ganuz dentro del Beit ha Mikdash y así fue como la luz oculta brilló por un breve período en el tiempo dentro del Beit ha Mikdash, cuando Aarón encendió las lámparas.

    Cuando Aarón "así lo hizo", significa que cumplió con el mismísimo propósito de la creación de la luz. Tal como afirma Rashi, "él no cambió", lo cual significa que la luz era la misma luz inalterada de la Creación, y no el sustituto que vemos hoy. Cuando Aarón "así" lo hizo, le dio a la luz la calidad de "Y así fue". Entonces, fue tan completa y tan radiante como en el comienzo.

    Adaptado de Janukat ha Torá




    Haftará

    Zejaria 2:14-4:17

    Contenido

    ¿Por qué la Torá se refiere al Mashíaj como "el floreciente"? Si bien hoy nos parece que toda la majestad de la Casa Real de David ha sido desarraigada, y ha sido reducida a la nada, no obstante, la raíz sigue con vida, oculta y latente. En el momento oportuno, aparecerá el Mashíaj, como un árbol majestuoso que florece de un terreno yermo, cargado de frutos, revelado ante todos.

    Malbim


    Canta, Mi Alma!

    Comentarios sobre las Canciones que cantamos en la mesa de Shabat a través de las generaciones.

    Yom Ze Mejubad
    "Este Es El Mas Preciado De Los Días..."

    "Es la primera de las fiestas"

    En (Parashat Emor Vaikra 23:2,3), la Torá registra la orden de Hashem a Moshé, de que le enseñe al pueblo todo lo relativo a "mikrei kodesh", las fiestas, que El comienza con la orden de cumplir con el Shabat. ¿Qué tiene que ver el Shabat con las fiestas? La explicación que Rashi cita de los Sabios es que aquél que viola las fiestas es considerado como si también hubiera violado el Shabat, y quien observa las fiestas, es como si hubiera observado el Shabat. El concepto de fiestas como extensión de la santidad del Shabat está expresado en nuestro tributo musical al Shabat, "la primera de las fiestas".


    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de Producción: Lev Seltzer
    Diseño de HTML: Eli Ballon, Michael Treblow

    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail. Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu
    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


    © 1997 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.
    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    ohr@ohr.edu
    Copyright© 1997 Or Sameaj Internacional. Envía comentarios a: ohr@ohr.edu - todos los derechos reservados. Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.
    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.