¡Judaismo! - Balak

Library Kaddish

¡Judaismo!

Balak

14 de Tamuz 5757; 19 de julio 1997

Contenido:
  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Haftará
  • ¡Canta, Mi Alma!
  • Ma Yedidut
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

    This publication is also available in the following formats: [Text] [Word] [PDF] Explanation of these symbols


  • Resumen de la Parashá

    Contenido

    Balak, rey de Moab, siente un temor mórbido a los israelitas. Por eso recurre al famoso brujo llamado Bilaam, para que los maldiga. Primero, Hashem Se le aparece a Bilaam y le prohíbe que vaya. Pero como Bilaam insiste tanto, Hashem Se le aparece por segunda vez, y lo deja ir. Mientras se dirige hacia allí, un malaj (ángel, mensajero de Hashem) le bloquea el camino a la burra de Bilaam. Incapaz de contener su frustración, Bilaam le da un golpe a la burra cada vez que se detiene o quiere desviarse. En forma milagrosa, la burra habla, y le pregunta a Bilaam por qué la golpea. El malaj le dice a Bilaam lo que tiene permiso de decir, y lo que no tiene permiso de decir, con relación al pueblo judío. Cuando llega Bilaam, el Rey Balak lleva a cabo preparativos muy complejos, con la esperanza de que Bilaam logre efectuar la maldición planeada. Tres veces Bilaam intenta maldecir a los israelitas, y tres veces termina bendiciéndolos. Balak, al comprobar que Bilaam ha fallado, lo echa de un modo vergonzoso. Los israelitas pecan con las mujeres moaví, y adoran los ídolos moaví, y son castigados con una plaga. Uno de los líderes judíos tiene el descaro de llevar a su tienda a una princesa midianita, ante la vista de Moshé y del resto del pueblo. Pinjas, nieto de Aarón, los mata a ambos con una lanza. Esto pone fin a la plaga, pero no antes de que mueran 24.000 personas.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    "Qué buenas son tus tiendas, oh Yaakov!" (24:5)

    ¿Qué tenían de "bueno" las tiendas de Yaakov? Bilaam advirtió que ni siquiera una sola de las entradas de las tiendas de los israelitas se hallaba justo enfrente de la entrada de otra. Cada tienda se hallaba en un ángulo tal que su entrada se hallaba frente al costado de la tienda del vecino. Pero ¿qué tenía de especial? Es verdad que demostraba un sentido de discreción y de respeto de la privacía, pero ¿por qué precisamente esa disposición especial de las entradas de las tiendas hizo que Bilaam proclamara que el pueblo judío era merecedor de que la Presencia Divina residiera en su medio?

    En efecto, la única intención de Bilaam era encontrar alguna falla universal del pueblo judío que le permitiera derribarlos, maldecirlos, acusándolos de algún pecado endémico.

    Sin embargo, no logró hallar ninguna falla general. Porque aunque un judío pudiera tener un defecto en alguna área, el vecino precisamente se destacaba en esa área , y compensaba la falta del primero.

    Y así ocurría con todo el pueblo. Bilaam no logró descubrir ni un solo vicio que formara parte de la esencia del pueblo judío como tal, por más que tratara.

    Ese es el significado oculto de las palabras de Bilaam: "Qué buenas son tus tiendas, oh Yaakov". "Ni una sola de tus entradas (al pecado) se halla alineada con la entrada del vecino. Ni uno solo de tus pecados se halla precisamente enfrente de los pecados del vecino. Y por eso no te puedo herir haciendo un tiro directo a tu medio, a tu corazón. Porque la debilidad de uno es la fuerza del otro, sin dejar ninguna entrada al pecado que acecha en la puerta..."

    (Kehilat Itzjak)


    "¿Qué he hecho que me has atacado estas tres veces?" (22:26)

    La burra de Bilaam no era ningúna tonta. Cuando la burra dice "estas tres veces", se refiere a las tres fiestas, Pesaj, Shavuot y Sucot.

    La burra le preguntaba a Bilaam cómo podía haberse imaginado que podía aniquilar al pueblo judío, que lleva a cabo las tres fiestas de peregrinación. Pero, ¿qué tienen de especial estas tres fiestas, como para que se las mencione en forma específica como tal fuerza protectora del pueblo judío?

    El pueblo judío se halla por encima del tiempo. Dada su capacidad de establecer el día en que se inicia el mes, son esencialmente "socios en el tiempo" con el Creador, y no se hallan sometidos en forma absoluta a las restricciones temporarias.

    Bilaam, por el contrario, solamente podía percibir profecías de noche. Su profecía era dependiente del tiempo. Por eso, la burra le recordaba a Bilaam que él se hallaba sujeto al tiempo, y por lo tanto, ¿cómo podía siquiera imaginar que podría dominar a un pueblo que se halla por encima del tiempo? La burra no era ningúna tonta...

    (Basado en Admor Rav Dovid mi Kotzk en Iturei Torá)


    "Y ahora, por favor ven y maldice para mí a este pueblo, pues es demasiado poderoso para mi" (22:6)

    Cuando Balak ben Tzipor, rey de Moab, tuvo miedo de los judíos, fue a ver a Bilaam para pedirle, no que lo bendijera a él, sino para que los maldijera a ellos!. Así actúan los malvados: en vez de buscar la bendición para sí mismos, prefieren que se maldiga a los demás!

    ¿Qué es lo que hace el judío que se encuentra en problemas? Va a ver a un tzadik, y le pide que le dé una brajá (bendicion). Le reza al Creador para que lo ayude.

    (Jafetz Jaim)


    "Porque sé que todo el que... maldices es maldito" (22:6)

    Existe un concepto místico de que Hashem "se enoja" todos los días (Avodá Zará 4a). Ese "enojo" es la Midat ha Din, el Atributo de Justicia inexorable, con el que Hashem juzga a los pecadores. Obviamente, la persona que ha transgredido se encuentra muy vulnerable en ese momento.

    El "talento" de Bilaam consistía en que era capaz de discernir cada día el momento exacto en que ese atributo se encuentra activo, y Hashem "se enoja". Bilaam quería dirigir la "midat ha din" en contra del pueblo judío, maldiciéndolos y exigiendo que se les aplicara el castigo Divino.

    Sin embargo, Hashem frustró sus planes al "cerrar" la Midat ha Din, sin sentarse a juzgar. Pero al no haber en esos días Midat ha Din, el mundo recibió, en su lugar, la midá opuesta, la Midat ha Jesed, el atributo de benevolencia.

    Bilaam se dio cuenta de que debido al influjo de aquel "exceso de benevolencia", era el momento oportuno de hacer que el pueblo judío pecara a través de la inmoralidad, que, en esencia, es la benevolencia irrefrenada. Por eso le aconsejó a Balak en ese sentido (Rashi 24:14), y Balak logró inducir a los israelitas a que pecaran con las hijas de Moab.




    Haftará

    Mija 5:6 - 6:8

    Contenido

    "Oh Hombre, qué es el bien, y qué busca Hashem de ti, únicamente que hagas justicia y ames la benevolencia, y vayas con humildad junto a tu D-os" (6:8)

    "Y vayas con humildad junto a tu D-os": se refiere a las mitzvot de proveer para las novias y de escoltar a los muertos" (Rashi).

    A fin de percibir la verdadera esencia de una persona, debemos verla tanto en los momentos de alegría trascendente, como cuando provee para una novia, como en los de más profunda tristeza, como cuando escolta a un muerto. Pues en esos momentos tan extremos, las cualidades internas se revelan con más fuerza. Recién entonces podemos apreciar si verdaderamente la persona "va con humildad junto a su D-os".

    (Kojav mi Yaakov)

    Canta, Mi Alma!

    Comentarios sobre las Canciones que cantamos en la mesa de Shabat a través de las generaciones.

    Ma Yedidut

    "Cuan Amada..."

    "Como Encerrado Por Un Cerco De Rosas, En Él Descansarán El Hijo Y La Hija."

    El cerco de rosas es una descripción poética de las disciplinas que la Torá le impone a Israel (Shir ha Shirim 7:3). Ese cerco no emplea la fuerza física para impedir que alguien lo cruce. Su capacidad de frenar al potencial transgresor reside en su belleza, que toda persona con un poco de sensibilidad sabrá respetar. No hay ninguna pared visible entre el judío y la violación del Shabat. Pero el amor que siente por la fragancia y la belleza del cerco de rosas, que consiste en las leyes de Torá y rabínicas que reglamentan el Shabat, lo frenan más que cualquier policía humano.


    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de Producción: Lev Seltzer
    Diseño de HTML: Eli Ballon

    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail. Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu
    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


    © 1997 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.
    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    ohr@ohr.edu
    Copyright© 1997 Or Sameaj Internacional. Envía comentarios a: ohr@ohr.edu - todos los derechos reservados. Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.
    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.