Judaismo! -Beshalaj

Library Library Kaddish

BeSiata Dishmaya

¡Judaismo!

Naso

14 de Sivan 5760; 17 de Junio 2000 (Fuera de Israel)


Contenido:

·  Resumen de la Parashá

·  Comentario a la Parashá

·  Haftará

·  Información sobre la suscripción

·  Or Sameaj en el Web

Esta publicación también esta disponible en los siguientes formatos: [Text][Word]Explicación de estos símbolos


Resumen de la Parashá

Contenido

La Torá asigna con exactitud las distintas tareas relacionadas con el Mishkán que habrán de llevar a cabo los hijos de Gershon, Kehat y Merari, los Bnei Leví.  Se lleva a cabo un censo que revela que hay más de 8.000 hombres aptos para ese servicio. Todos los que se hallan ritualmente impuros deben ser enviados fuera del campamento.

 

Si una persona confiesa que retuvo ilegalmente la propiedad de su prójimo, tras haber jurado lo contrario en la corte, debe pagar una quinta parte adicional del precio base del objeto, y debe llevar una ofrenda de culpa para expiar su transgresión. En el caso de que el demandante haya fallecido sin dejar herederos, el pago deberá efectuarse a un kohen.

 

En ciertas circunstancias, el marido que sospecha que su mujer le ha sido infiel, la lleva ante un kohen. Este prepara una bebida de agua mezclada con un cierto polvo y una tintura especial que se utilizaba para escribir el Nombre de Hashem en un pergamino. Si la "sotá" es en verdad inocente,  el brebaje no le hace ningún daño, y hasta es una bendición de hijos. Pero si es culpable, sufre una muerte sobrenatural.

 

El nazir es la persona que, en forma voluntaria, hace votos de dedicarse por completo a Hashem durante un lapso específico de tiempo. Tiene la obligación de abstenerse de todos los productos de la vid, de dejarse crecer el pelo, y de evitar todo contacto con cadáveres. Al final de dicho lapso, se rasura la cabeza y lleva ofrendas especiales al Templo, antes de retomar una vida normal. Si no completa debidamente su cuenta, tiene que empezar a contar de nuevo, después de afeitarse y llevar la ofrenda al Templo.

 

Los kohanim tienen la obligación de bendecir al pueblo. Se completa el Mishkán y se dedica el primer día de Nisán del segundo año después del Exodo. Los Príncipes de cada tribu hacen un regalo comunitario para ayudar a transportar el Mishkán, además de ofrecer donaciones individuales de oro, plata y ofrendas animales y vegetales.

 




 

Comentario a la Parashá

Contenido

TODO QUEDA EN FAMILIA

 

"Todo hombre cuya mujer se descarriare....." (5:12)

 

Hace cien años, nació una idea excepcional en una brillante mente judía. Era algo así: el hombre está separado de su vecino por una inmensa división, una brecha insalvable denominada “propiedad individual”. Si yo soy dueño de algo, significa que no lo puedes tener tú. En cierto sentido, mi posesión de un objeto te lo está “robando”. La propiedad es robo. Y si pudiésemos crear una sociedad en la que todos poseyeran algo, nadie le tendría envidia a nadie. Lo que hace falta es redimir el Capital de las manos de la élite dominante y devolvérselo al pueblo.

 

El ideal comunista dio origen a distintos experimentos sociales, entre los cuales tal vez el más famoso haya sido la “granja colectiva”. Todos comían en un comedor comunitario, y cada miembro de la colectividad debía cooperar con lo que pudiese y tomar únicamente lo que necesitaba.

 

Probablemente, la aplicación más famosa y más exitosa del concepto corporitario haya sido el movimiento de los kibutzim en Israel. Sin embargo, hubo otros países en los que la idea también se arraigó fuertemente. En China, por ejemplo, cada comunidad contaba con una unidad económica y administrativa que controlaba la fuerza de trabajo y todos los medios de producción. Dicha unidad proveía el manejo centralizado de la industria, el comercio, la educación, la agricultura y los temas militares. Al vivir en forma comunitaria, los trabajadores llevaban a cabo tanto tareas industriales como agriculturales, y además mantenían una unidad militar. Todo era comunitario: las guarderías, los baños, las peluquerías, etc. etc. Los salarios y las gratificaciones eran controladas por el estado. Todos los productos se comercializaban a través de las agencias del estado.

 

Seguramente, les debió haber parecido un sueño utópico.

Pero ¿qué le pasó a ese sueño? Hoy en día, los últimos vestigios de la granja colectiva se han transformado en empresas capitalistas, o bien agonizan. ¿Por qué falló esta idea tan noble?

 

Un aspecto inevitable de la vida colectiva fue la reevaluación del papel que juega la familia. En vez de dormir bajo el mismo techo con sus padres, ahora los hijos dormían en dormitorios especiales. Quién sabe quién le respondía al niño pequeño que a medianoche se despertaba gritando: “¡Mamá! ¡Tráeme un vaso de agua!”. ¿Cómo se va a comparar a la supervisora del dormitorio con la madre de un niño?

 

En la parashá de esta semana hay un concepto muy extraño.

 

En medio de la descripción de la organización del majané, el campamento judío, se produce una interrupción aparentemente ilógica en la que la Torá introduce, junto con otras mitzvot, la mitzvá de la sotá. La sotá es la mujer cuyo comportamiento ha provocado que su marido sospeche que es infiel. La Torá prescribe el milagroso proceso a través del cual, en caso de demostrarse su inocencia, se ganaba la confianza absoluta de su marido. Pero ¿qué tiene que ver la sotá con el campamento judío?

 

El majané era el paradigma de la futura estructura social  del pueblo judío. El majané representaba a la sociedad judía tal como habría de vivirse a lo largo de las generaciones. La Torá interpone la mitzvá de la sotá en medio de la descripción del majané para enseñarnos que la armonía de la sociedad en general debe ir precedida por la familia unida y feliz.

La familia constituye la base fundamental de la sociedad. Cuando se corrompe su delicado equilibrio, cuando se trata de hacer que conforme a los conceptos artificiales de una vida utópica, inevitablemente esos experimentos serán de corta duración y terminarán por desaparecer.

 

Ramban, Rabí Moshe Eiseman, según oímos de boca de Rabí Moshé Zauderer.

 


 

Haftará

Jueces 13:2 – 13:25

Contenido

Las ideas principales de la parashá de esta semana tienen que ver con las leyes del nazir. Por eso, para la haftará se eligió la sección que trata del nacimiento del nazir Samsón. El pasaje se inicia con una revelación profética a la mujer de Manoaj, donde un ángel le revela que ha de dar a luz a un hijo que será nazir toda su vida. Además, el ángel le ordena que ella misma cumpla con las leyes del nazir hasta que nazca el bebé. El ángel también le dice que su hijo traerá salvación al pueblo judío, que en esa época se encontraba bajo la opresión de los filisteos. La madre de Samsón le relata todo esto a su marido, quien reza para que el ángel se les revele nuevamente a fin de instruirlos con respecto al hijo, y D-os responde a su súplica. Tras la revelación, el ángel parte en medio de una llamarada.

 

 

LA BUENA EDUCACION

 

El ángel instruye a la futura madre de Samsón para que observe desde ahora las leyes del voto del nazir, pues su hijo ha de ser un nazir “desde el vientre materno” (13:5) Esto parece una mero exceso de rigurosidad, pero a partir de este episodio aprendemos que la educación para la virtud y la rectitud se inicia aun antes de que nazca el niño, ya que desde sus primeras etapas de desarrollo recibe la influencia de sus padres. Y así como el embrión recibe el veneno de la madre que fuma, también recibe la influencia del modo de vida y los rasgos de carácter de la madre. Los padres no pueden llevar una vida sin restricciones si desean que su hijo sea un judío observante y devoto; no pueden esperar que él lleve una vida diferente a la de ellos.


Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
Editor y Responsable:
Rabino Moshe Newman
Diseño de HTML:
Moises Cohen


Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail.
Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@ohr.edu


Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.


© 1998 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.


Instituciones Or Sameaj
Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
Jerusalem 91180, Israel
Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
E-Mail (español):
spanish@ohr.edu
E-Mail (inglés):
info@ohr.edu


Copyright© 1998 Or Sameaj Internacional, Todos los derechos reservados.  Envíenos sus comentarios!
Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.

Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.