¡Judaismo! - Tetzavé

Library Kaddish

¡Judaismo!

Tetzavé - Parashat Zajor

11 de Adar 5756; 1 & 2 de Marzo 1996

Contenido:
  • Resumen de la Parashá
  • Comentario a la Parashá
  • Haftará
  • ¡Canta, Mi Alma!
  • Información sobre la suscripción
  • Or Sameaj en el Web

  • Resumen de la Parashá

    Contenido

    D-os le dice a Moshé que le ordene al Pueblo Judío traer aceite puro de oliva para la Menorá en el Mishkán (Tienda de Reunión). Y le explica a Moshé de qué manera hacer el Bigdé Kehuná (las ropas sacerdotales): Una pechera, un efod, una bata, una túnica, un turbante, una faja, pantalones de lino y el Tzitz. Al terminar, Moshé realiza una ceremonia por siete días para consagrar a Aarón y a sus hijos. Esto incluye el ofrecimiento de sacrificios, vestir a Aarón y a sus hijos en sus respectivas ropas y untar a Aarón con aceite. Dos ordena que cada mañana y tarde una cabra sea ofrecida en el Altar del Mishkán. Estas ofrendas deben ser acompañadas por una comida-ofrenda, y libación de vino y aceite. Dos ordena que un Altar para incienso sea construído de la madera de la acacia, y se recubra con oro. Aarón y sus descendientes deben quemar incienso en este Altar todos los días.




    Comentario a la Parashá

    Contenido

    "Y deberás tomar aceite puro de oliva para la iluminación (27:20)

    El Pueblo Judío es como la aceituna: Así como la aceituna suelta su aceite después de que fue machacada y exprimida, así también Israel revela su verdadera estatura sólo después de sufrir opresiones. El Pueblo Judío es como el aceite: Así como el aceite no se puede mezclar con otra clase de líquido, sino que flota sobre ellos, así también Israel se levanta por arriba de las naciones y no se asimila a ellas. Y lo más remarcable es que a pesar de ser perseguido y expuesto a las más severas penurias, el Pueblo Judío siempre se levanta por arriba de sus opresores y se mantiene distinto de ellos.

    Tzeror Hamor


    "...encender la lámpara eternamente"(27:20)

    Cuando describe la mitzvá de encender la Menorá en el Bet Hamikdash todos los días, la Torá usa una expresión no común: En lugar de la palabra encender - lehadlik, la Torá dice - lehaalot, que significa "hacer ascender". Rashí explica que esto nos enseña que el Kohen tenía que sostener el cirio al lado de la mecha de la lámpara de la Menorá hasta que la llama de la lámpara ardiera por sí sola. La Torá es comparada con la luz - "Una mitzvá es una lámpara, y la Torá - luz". Así como con la Menorá, el cirio tenía que estar sostenido en un lugar hasta que las mechas ardieran por sí solas, así también, cuando enseñamos Torá a nuestros talmidim (alumnos), debemos invertir tiempo y atención para encender en ellos un gran entusiasmo hasta que ellos mismos estén 'ardiendo'.


    "Esto es lo que debes ofrecer en el Altar: dos cabritos dentro de su primer año cada día (lit. al día), continuamente"(29:38)

    Hay momentos en la vida de cada uno cuando todo parece color de rosa - la vida está llena de promesas y optimismo. También hay momentos cuando el futuro parece oscuro y nublado, cuando la oscuridad y la incertidumbre de la noche amenaza. En el versículo nombrado, el cual describe la mitzvá de los sacrificios diarios, la Torá emplea una construcción gramatical no usual. En lugar de decir beiom -en el día, elige decir leiom -al día. De esta anomalía aprendemos que la shejitá del sacrificio diario era hecha directamente a la luz del sol - el sacrificio de la mañana en la parte oeste del patio , para que la pared del este no bloquee los rayos del sol naciente; el sacrificio de la tarde en la parte este del patio, para que la pared oeste no obstruya los rayos del sol poniente. En nuestra era, no tenemos más la cercanía con Dos que resulta de los servicios en el Bet Hamikdash. Sin embargo, en su lugar, tenemos el servicio del corazón - el rezo. Cualquier luz que brilla en nuestras vidas , ya sea de rayos optimistas del sol naciente, o de la vacilación del crepúsculo del anochecer, debemos tomarla e iluminar nuestros corazones para servir a Dos.

    Escuchado de Rabbí Mordejai Perlman




    Haftará - Parashat Zajor

    Shemuel I 15:2-34

    Contenido

    En el Shabat anterior a Purim, la Haftará que se lee para la Parashat Zajor es Shemuel I 15:2-34.

    EL ÚLTIMO DE LOS AMALEKITAS

    La segunda de las Cuatro Parashiot que leemos en los meses de Adar y Nisán es Parashat Zajor. Zajor significa "Recuerda". La Torá nos dice "Recuerda lo que Amalek les ha hecho en el camino, cuando salieron de Egipto". En el Shabat Zajor nosotros cumplimos con la mitzvá de "destruír el recuerdo de Amalek de bajo de los cielos" leyendo esta sección de la Torá.

    Parashat Zajor siempre se lee la semana antes de Purim porque en Purim celebramos nuestra liberación del descendiente más importante de Amalek - Hamán.

    La Haftará de Parashat Zajor describe otro encuentro con los descendientes de Amalek: El Rey Shaúl fue ordenado aniquilar a Amalek, pero fracasó en matar a su rey Agag. Mientras estaba en cautiverio, el último de los Amalekitas, Agag, pudo engendrar un hijo, y fue de este niño que Hamán era descendiente.


    ¡Canta, Mi Alma!

    Comentarios sobre las Canciones que cantamos en la mesa de Shabat a través de las generaciones.

    Iom Ze Le Israel
    "Este día es para Israel"


    kidashta berajta otó mikol iamim
    "Tu lo santificaste y bendeciste sobre todos los días"

    En la descripción de la Torá sobre el Shabat de la Creación (Bereshit 2:3) leemos que "Dos bendice el día séptimo y lo santifica". Rashí explica que la bendición se refería al Man que eventualmente iba a alimentar a los Hijos de Israel durante los cuarenta años en el desierto: "Cada día de la semana un omer de Man descendía de los cielos para cada persona y en el sexto día caía una porción doble. El santificaba el Shabat dando el Man y no haciéndolo caer en ese día".

    Si ellos recibían en el sexto día lo que se requería para el sexto y el séptimo día, dónde recae la bendición?

    Dos de muchas respuestas ofrecidas por los comentaristas son las siguientes:

    1. Para cada día la cantidad de Man era sólo suficiente para dos comidas. La porción de Shabat que caía en el sexto día era suficiente para proveerlos las tres comidas de Shabat.
    2. El Man que descendía en el sexto día era el doble que el de los otros días tanto en cantidad como en calidad. Su aroma y sabor era diferente - un presagio, quizás, de las comidas que los Judíos comerían en Shabat a través de las generaciones.

    Escrito y Recopilado por: Rabino Yaakov Asher Sinclair
    Traducción al Español: Rina Levi
    Editor y Responsable: Rabino Moshe Newman
    Diseño de Producción: Lev Seltzer
    Diseño de HTML: Michael Treblow
    Esta y otras publicaciones de Torá (en Inglés) están disponibles en el E-Mail. Para suscribirse a Judaismo, enviar el mensaje "sub judaismo {su nombre completo}" a listproc@jer1.co.il
    Or Sameaj es un grupo de Yeshivot y centros de acercamiento, con sucursales en Norte América, Europa, Sud Africa y Latino América. El Campo Central en Jerusalem provee un completo servicio educacional para más de 550 estudiantes de día completo.
    © 1995 Ohr Somayach International. Esta publicación puede ser distribuida intacta a otra persona sin previo permiso. Invitamos a nuestros lectores a incluir nuestro material dentro de otras publicaciones, como revistas comunitarias. Sin embargo, solicitamos que nos soliciten permiso de antemano, y que luego nos envien una copia del ejemplar.
    Instituciones Or Sameaj
    Calle Shimon Hatzadik #22, Apdo. 18103
    Jerusalem 91180, Israel
    Tel: 972-2-810315 Fax: 972-2-812890
    ohr@jer1.co.il
    Copyright© 1995 Or Sameaj Internacional. Envía comentarios a: ohr@jer1.co.il - todos los derechos reservados. Las publicaciones electrónicas de Judaísmo pueden ser dedicadas en memoria de algún ser querido, o celebrando alguna fecha especial. Póngase en contacto con nosotros para mas detalles.
    Ohr Somayach International is a 501c3 not-for-profit corporation (letter on file) and your donation is tax deductable.